VITICULTURE-JUEGO-MESA-BANNER-ESPAÑOL-BARATO

El éxito de Stonemaier Games se cimentó con Viticulture, un juego de hacer vinos de corte familiar que es el ejemplo vivo de la filosofía de esta editorial: juegos bonitos, agradables, con un punto justo en todo: interacción, dificultad, desarrollo, variabilidad. No destaca especialmente por ningún punto pero cumple bastante en todos. Scythe y más tarde Wingspan, el verdadero éxito de la editorial, siguen a rajatabla también estos puntos.

Viticulture: Edición Esencial – El juego

Componentes

  • 232 cartas (tamaño 63.5x88mm y 44x68mm)
  • 1 tablero de juego
  • 6 tableros de viñedo
  • 30 meeples de trabajadores en 6 colores
  • 1 meeple de trabajador gris
  • 6 meeples de trabajador grande en 6 colores
  • 50 fichas de uva y vino
  • 6 fichas de despertar
  • 6 fichas de puntos de victoria
  • 6 fichas de marcador de pago residual
  • 48 estructuras de madera en 6 colores
  • 72 monedas de lira
  • 1 ficha de primer jugador
  • 1 reglamento y guía de referencia rápida

De qué va y cómo jugar

Te encuentras en la Toscana rústica y premoderna, donde acabas de heredar un pequeño viñedo. Tienes en tu poder unas parcelas de tierra, un viejo lagar, un almacén, tres trabajadores… y un sueño: ¡construir la mayor bodega de toda Italia!

Tu trabajo consistirá en distribuir a tus trabajadores y a los valiosos visitantes para completar una serie de tareas a lo largo del año. En un viñedo, cada estación es diferente, así que los trabajadores tendrán que ocuparse de tareas distintas en invierno y en verano. La competencia en estas tareas es feroz y, a menudo, el primer trabajador en realizar cada una de ellas tendrá ventaja sobre el resto. Por suerte para los jugadores, a la gente le encanta visitar los viñedos, y además algunos de esos visitantes ofrecen su ayuda mientras están de visita, siempre y cuando les asignes un trabajador que les indique cómo hacer las cosas. Las visitas (en forma de cartas), son cortas pero muy provechosas.

Mediante tus trabajadores y los visitantes, podrás expandir tu viñedo construyendo estructuras, plantando vides y completando pedidos de vino, mientras que trabajas para conseguir tu objetivo de convertirte en la bodega más exitosa de toda la Toscana.

Viticulture: Edición Esencial es un juego estratégico basado en la colocación de trabajadores que permite a los jugadores crear su propio viñedo en cualquier sitio, con solo una mesa y en compañía de buenos amigos. Esta edición es una versión más robusta que combina la segunda edición del Viticulture con algunos elementos de la expansión Tuscany (cartas de Mamá y Papá, propiedades, visitantes nuevos y rediseñados y un Automa para partidas en solitario), y en la que ha colaborado el diseñador Uwe Rosenberg.

VITICULTURE-JUEGO-MESA-COMO-JUGAR-ESPAÑOL

TUTORIAL EN VÍDEO

Opinión

Con Viticulture me sucede algo similar que con Aventureros al Tren: juego muy sencillos, con su punto justo de tensión pero a la vez relajados y agradables de jugar. En esencia lo que hace Jamey Stegmaier y Alan Stone con este juego de viñedos es un mero eurogame familiar muy clásico: colocar trabajadores, obtener los beneficios de las acciones y poquito más. Casi su particular versión de un Agrícola pero mucho menos punitivo.

Hay dos puntos que me gustan especialmente de Viticulture, y son sus dos puntos que más lo complican: el orden de turno y el proceso del vino. Al contrario que otros juegos similares, no hay una acción en la que colocarte en medio del meollo de los turnos para asegurarte ser el primero en la siguiente ronda, sino que se elige al principio, siempre con un beneficio asociado. Ésa decisión inicial ya es importante: ¿ser el primero o cederlo a cambio de asegurarte ése plus inicial que puede ayudarte en toda la ronda?

El proceso del vino es otra genialidad: sencillo de entender gracias a lo lógico que resulta (envejecer uvas, mezclarlas para obtener vinos en bodega, envejecerlas también) pero que obliga al jugador a planificarse bien a varios turnos vistos para no quedarse atascado. Ambos puntos son conocidos para los jugadores de euros avezados, pero me parece especialmente destacable lo bien que ponen dos conceptos complejos en un juego así de accesible y no chirría ni lo sobrecomplica en exceso.

Como todo juego de cartas hay un factor azar en lo que robas: esto puede ser un marrón si algún jugador le sale una combinación de uvas y pedidos ideal des de el principio y al resto no. Se pueden producir ciertos desequilibrios por eso, que fácilmente se hubiera solucionado con un mercado de cartas visto. Ahora bien, el juego te permite flexibilizar tu estrategia, porque no sólo se pueden ganar puntos completando pedidos. A mucha gente no le gustarán estas estrategias que se alejan del concepto principal del juego (hacer vino) pero es un camino más para la victoria, y muy válido si tu mano de cartas de uvas y pedidos no te casa del todo.

Al final esto es un juego a la carrera, por lo que hay que ir sumando puntos de forma constante. Siendo un eurogame bastante temático, esta parte tan mecánica de rascar puntos con acciones y cartas puede sacarte algo de la partida, eso es cierto.

Sobre la Edición Esencial, la única que se comercializa en tiendas aquí, es excelente. Caja comedida, de buena calidad, repleta de contenido muy bueno también: es un juego bonito y agradable a los ojos gracias a los recursos de madera personalizados y la elección de colores general. El buen montón de cartas que incluye asegura una buena rejugabilidad. No tanto los inicios asimétricos, los mamás y papás, que al final son todos bastante similares. Si quieres buena asimetría en un euro, hay que irse por los italianos.

Modo solitario

El modo solo no es el mejor del mundo pero sin embargo funciona. Diseñado por Automa Factory es modo solitario es un dummy player que en cada estación juega antes que tu: robas una carta de su mazo y coloca ahí sus trabajadores. Nada más. Tienes 8 rondas para llegar a su puntuación (20 puntos).

Ni me suele gustar los dummy player ni tampoco el batir un récord, pero siendo Viticulture al final un juego a la carrera, me acaba encajando bien. Preferiré siempre un bot inteligente pero al ser este juego algo tan chill y agradable, me gusta que la gestión del bot sea casi inexistente a la par que te pone la tensión justa, en tiempo y bloqueo, para que tengas que ponerte mínimamente las pilas.

Además incluye un modo campaña de 7 escenarios que son bastantes variados en cuanto a dificultad y manera de resolverlos. Un añadido extra muy pequeñito y sencillo pero le sienta francamente bien.

Conclusiones

Viticulture: Edición Esencial me parece un clásico básico. Siempre agradable de jugar con su punto justo en todo: rapidez, complejidad, interacción. Tengo eurogames en mi colección que disfruto más por su dureza o por tener mecánicas innovadoras, pero con Viticulture siempre que lo juego es partida que disfruto enormemente. Me parece mucho mejor eurogame familiar que por ejemplo un Stone Age. Entiendo que a muchos jugones se les pueda quedar corta la experiencia de esta Edición Esencial. pero no todo en la vida son juegos duros. Este es uno de ésos juegos que me ponen de buen humor y me divierten siempre pasen los años que pasen., como el buen vino.

VITICULTURE-JUEGO-MESA-CAJA-PORTADA-ESPAÑOL

EXCELENTE

COMPRAR EL JUEGO

Diseñado por Jamey Stegmaier, Alan Stone, Automa Factory | Ilustrado por Jacqui Davis, Beth Sobel
De 1-6jug, +13 años, 45-90min.
Maldito Games, PVP 60€