praga-caput-regni-juego-mesa-barato-banner

Praga Caput Regni fue uno de los eurogames más destacados del pasado Essen 2020, la feria europea más importante de juegos de mesa. Huelga decir que fue una cosecha rara debido al Covid-19 y muchas editoriales se guardaron juegos potentes supuestamente para este 2021. Esto no lo digo para minusvalorarlo sino tener en cuenta que había una competencia desigual, sobre todo en rango de eurogames según su complejidad: poco tienen que ver un Las Ruinas Perdidas de Arnak o un The Red Cathedral con este Praga.

Praga Caput Regni – El juego

Componentes

  • 1 tablero central
  • 4 tableros de jugador
  • 6 losetas de acción
  • 4 discos de puntuación y peones
  • 11 cubos de colores
  • 153 losetas
  • Muro del Hambre 3D en troquel
  • Catedral 3D en troquel
  • 9 losetas alternativas
  • 24 losetas de tecnología
  • 12 losetas de puente
  • 11 losetas de plaza
  • 74 recursos de cartón

De qué va

Carlos IV ha sido coronado Rey de Bohemia y gobernante del Sacro Imperio Romano. Desde su castillo en Praga, supervisa la construcción de nuevas fortificaciones, un puente que cruce el río Moldava, una universidad y una catedral que se alcen tras los muros del propio castillo. Praga ya es una de las mayores ciudades de Europa. El rey Carlos la convertirá en la capital de un imperio.

Cómo jugar

Los jugadores toman el papel de acaudalados ciudadanos organizando varios proyectos de construcción en la Praga medieval. Aumentando su riqueza y contribuyendo a la construcción, ganarán el favor real. Los jugadores eligen entre seis acciones que están siempre disponibles, pero constantemente viéndose alteradas en sus costes y beneficios.

Los jugadores más hábiles descubrirán sinergias entre las acciones cuidadosamente planificadas y los beneficios de construir proyectos cívicos. Al final de la partida, el ganador será aquel jugador que más haya conseguido impresionar al rey Carlos.

praga-caput-regni-juego-mesa-barato-setup

TUTORIAL EN VÍDEO

Opinión

Habiendo probado tan sólo Last Will (2011) me cae simpático Vladimir Suchy. Un diseñador que en una década ha lanzado un buen porrón de juegos, casi todos con la editorial polaca CGE que se han quedado a medio camino en términos comerciales: no han sido fracasos pero tampoco éxito rotundos. De la calidad no puedo hablar sin haberlos probado pero sí hay algunos que han calado más que otros como Underwater Cities, su juego más popular con diferencia y el primero que lanzó Suchy de forma íntegra bajo su propia editorial: Delicious Games. Praga es su último juego y el segundo que lanza con su propia marca.

Praga es un euro clásico de manual: pocas acciones en pocas rondas pero con opciones de buenos combos para poder hacer más con menos. Diferentes maneras para ganar puntos, una pequeña gestión de recursos y sus respectivos tracks para potenciar tus acciones.

La diferencia principal está en el rondel de acciones, que va con una serie de losetas con dos acciones cada una. Dependiendo de cómo la posición del rondel, habrán acciones más o menos costosas de realizar. Un rondel puramente táctico e imprevisible. Tiene la característica de estas losetas dobles que te otorgan mayor flexibilidad en las acciones disponibles, pero por lo demás es un rondel sin más diferencias de lo que vemos en un Teotihuacán o un The Red Cathedral. Me gusta más el rondel en otros juegos, pero en este Praga funciona bien.

Donde ya es más abstracto son en las diferentes maneras de puntuar, porque aquí sí veo un eurogame donde hay minijuegos que me desconectan más de la partida que otros. Una de las vías de puntuación es la construcción de la ciudad mediante losetas, como si fuera un Carcassonne. Mucha interacción, con mayorías finales de puntuación y siempre aprovechar lo que hacen los demás. Pero si sólo un jugador va a ésa estrategia, directamente no funciona. Es aburrido de narices. Si tuviera un mayor peso o incluso fuera el eje central del juego, sería una parte que brillaría muchísimo más.

Si no participamos en esta construcción de la ciudad, otra manera de ganar es mejorando tu propio tablero de acciones mediante losetas que es bastante similar al común pero 100% individual. Me gusta este modo de juego pero me resulta demasiado abstracto además de tener cero interacción.

El resto de maneras de puntuar es subir tracks, donde los jugadores se pueden pisar en que el primero que llega hasta arriba se lleva más puntos que los demás o bonus que hayan salido. Poquito juego más ofrecen.

Soy eurogamer pero pocas veces me he encontrado con lo que se llaman euros secos: juegos sin tema que son pura mécanica. Soy poco jugador de juegos temáticos pero le encuentro tema a todo: me da igual si es criar ovejas o construir presas de agua: todo me chifla. Pero en Praga sí he sentido ésa arena y no me ha gustado. Los minijuegos que propone los siento desconectados por completo y me interesarían más como juegos independientes que dentro de este Praga.

El juego está repleto de elementos pero más allá del juego loseteo en el mapa o el mercado de losetas tiene nula interacción. y eso no me gusta nada en juegos multijugador. Esto lo digo siendo eurogamer que también los juega en solitario, pero si lo juego con gente me gusta que hayan bloqueos y puteo, más o menos directo.

A nivel de producción no voy a opinar sobre los problemas que tuvo Delicious Games con copias con errores de imprenta. Es un marrón para todos pero lo que define la profesionalidad al final es saber resolver los problemas de forma diligente y responsable, y parece que lo han hecho enviando reposiciones de los componentes afectados. En mesa es un juego impresionante: gran tablero, muy vistoso y petadísimo de componentes. Todo ello de buenísimas calidad a un precio comedido. ¿Pero era necesario? Para mí no: el tablero es demasiado grande para el uso real que tiene y el rondel de acciones en un extremo superior es un error de diseño al ser muy poco accesible a todos los jugadores de la mesa.

Todo los componentes de troquel 3D, excepto el puente, son bastante poco útiles. Bien sea por visibilidad en mesa para todo el mundo, por guardado en la caja incluso por jugar con losetas aleatorias, al tener que estar quitando las viejas y montado las nuevas. Los tableros personales me gustan con el doble troquel y sus grúas con los recursos, así te ahorras tener que estar cogiendo recursos sin parar. Pero todos los tracks son absurdamente pequeños y francamente, poco estimulantes de ir mejorando. En un juego tan maxi no entiendo como hay componentes tan mini. ¿No habría sido mejor hacer losetas generales más pequeñas y así mejorar un poco el tamaño del resto de elementos?

Al final todo se siente un poco Frankestein: unas partes muy desarrolladas, otras no tanto. Y esto va por cosas del diseño del mismo juego como por parte de los componentes. Tengo la impresión que se ha buscado ser más impresionante que eficaz y funcional. El ejemplo más claro la misma caja del juego: muy endeble para lo pesado que llega a ser con todo destroquelado.

Al tener poca interacción da igual a qué número de jugadores jugarlo, pese a que con lo que ocupa y lo cambiante del rondel, casi lo veo más adecuado jugarlo a pocos jugadores que a su máximo, 4 jug.

Modo solitario

Hay dos modos solos en este juego: el primero includo en el manual del juego es un simple supera tu puntuación. Nada que decir aquí. El segundo modo es un bot llamado Peter Parler, disponible en castellano en la web de la editorial española Arrakis Games. Mediante un mazo de cartas que guían las acciones del bot nos irá robando losetas y colocándolas en el tablero principal.

Una decepción absoluta llamar esto un bot porque es un dummy player: es el mismo modo solitario que el original pero con el toque imprevisible que interactúa lo mínimo con nosotros. No puntúa ni hace mucho más. Es cierto que Praga no tiene apenas interacción, por lo que poco hay que simular de un juego a dos, pero me parece un bot muy pobre. ¿Vale la pena para solo? No. Es cierto que se mantiene el juego original, sin cambio de reglas ni nada, pero es cero estimulante. No le veo más sentido que si te encanta el juego, tener una excusa para que vea más mesa. Siendo un juego que ocupa bastante y setup pesadete, se me ocurren muchos euros comberos más jugables en solo que Praga.

Conclusiones

Praga Caput Regni no me ha convencido. Es un eurogame convincente, que aprieta pero no ahoga y siempre satisfactorio gracias a sus combos que tiene. Pero no me enamora en nada: me falta punch general, con más interacción y menos minijuegos desconectados entre sí. Creo que es un juego que falta cocción: con menos tracks, losetas y elementos y más centrado en pocas mecánicas que sea estimulantes. Lo mismo con su producción irregular: no por los fallos sino por ser desmedido en algunas partes y otras demasiado mínimas. Un euro correcto que cumple pero no apasiona.

praga-caput-regni-juego-mesa-barato-caja-boxart-portada

PASABLE

COMPRAR EL JUEGO

Diseñado por Vladimir Suchy | Ilustrado por Milan Vavron
De 1-4jug, +14 años, 30-120min.
Arrakis Games, PVP 55€