PATCHWORK-JUEGO-BANNER-BARATO

Más de una docena de premios, versiones cortas, para niños y un buen montón de ediciones temáticas por países. Números de ventas no tendremos pero el largo recorrido que tiene Patchwork nos hace pensar que llevará varios millones acumulados. Y es completamente merecido.

Patchwork – El juego

Componentes

  • 1 tablero central
  • 2 tableros-colcha
  • 1 peón
  • 33 parches
  • 5 parches de cuero
  • 1 loseta de bonus 7×7
  • 50 fichas de botón
  • 1 reglamento

De qué va

Elaborar una colcha requiere mucho tiempo y esfuerzo, puesto que los retales disponibles no encajan fácilmente. El jugador que mejor elija y cosa sus parches será el ganador. Escoge tus parches sabiamente, colócalos en tu colcha, acumula una gran reserva de botones y no dejes demasiados huecos… o te costarán la partida.

Cómo jugar

En Patchwork, un juego abstracto de estrategia, dos jugadores compiten para elaborar la mejor colcha en su tablero individual. Los retales disponibles se disponen al azar en un círculo al comienzo de la partida. Por turnos, los jugadores compran retales de entre los disponibles y mueven un número de casillas según la complejidad y valor del retal que hayan escogido.

A medida que avanzan por el tablero, reciben botones y compiten por conseguir los mejores trozos de tela (y los valiosos parches de cuero). La partida acaba cuando ambos jugadores han llegado a la casilla central del tablero, y obtendrán puntos según el espacio que hayan podido rellenar con los retales. ¡La puntuación podría incluso ser negativa! El jugador que haya logrado obtener más puntos será el ganador.

PATCHWORK-JUEGO-SETUP-BARATO

TUTORIAL EN VÍDEO

Opinión

Los juegos de poliominós (fichas tipo Tetris) no son lo mío. No porque se me den mejor o peor, sino porque me interesan lo justo. Ni siquiera siendo jugador de videojuegos toda mi vida, me ha fascinado el Tetris. Por cierto, la historia que hay detrás del popular videojuego está muy bien explicada en el cómic Tetris y el libro Console Wars.

De Uwe Rosenberg, veterano diseñador de juegos, me interesan sus eurogames. Pero tengo que decir que con Patchwork me ha roto todos los esquemas. Una propuesta supersencilla pero afinada al máximo. O coges ficha o avanzas a tu contrincante, ganando botones con ello. Este constante dinamismo, porque siempre estas avanzando en un tablero circular a lo Parchís, provoca que el juego sea fluidísimo. No hay tiempo para el tortugueo, para dudar; en cuanto pestañeas el juego se acaba.

Todo está medido aquí: las fichas, su tamaño, el valor en botones, el tablero con sus espacios para ganar parches o botones. Esto es un puzzle a dos, un enfrentamiento directo: sólo habrá un jugador que logre resolver bien su puzzle, no hay margen para que los dos salgan más o menos victoriosos.

Un juego eminentemente táctico, de estar aprovechando los flecos abiertos por el otro jugador. Un buen juego te debe obligar a estar tomando decisiones constantemente, y en Patchwork lo haces. Hay una genialidad final: la puntuación. Tus botones acumulados son tus puntos de victoria, pero no puedes jugar a ahorrar, porque cada hueco sin cubrir de tu tablero te resta puntos. Es frustante las primeras partidas acabar con puntos negativos. Este fastidio extra es muy de Uwe Rosenberg y me sorprende que lo incluyera aquí, siendo un juego para un público general. Pero también es extra satisfactorio cuando ves que mejoras y no sumas (tantos) puntos negativos a medida que juegas. Por suerte, es una regla muy sencilla de obviar si resulta demasiado frustante.

En lo estético muy bonito. Se agradece que el tablero principal tenga una cara menos sobrecargada, lo hace mucho más visual y legible. La única pega el setup: ocupa bastante mesa la disposición de las fichas. Se puede solventar poniendolas en dos líneas seguidas y no rodeando el tablero. Ocupa menos y funciona igual. Se hubiera agradecido también que incluyera una bolsa de tela, para guardar y mezclar bien las fichas. No deja de ser un juego muy mainstream, por lo que aunque los jugones estemos acostumbrados a hacer nuestros apaños, productos tan comerciales es mejor si ofrecen facilidades de base.

Modo solitario

El modo solitario viene por un mazo de cartas que no viene incluido con el juego pero se puede comprar en la web de la editorial madre, Lookout Spiele. Está en versión física, que te lo envían en unos días o versión print and play, para imprimírtelo en casa. Es muy sencillo, son apenas 24 cartas, por lo que hasta los menos mañosos lo pueden hacer en casa.

Es un automa que funciona bien: sencillo de reglas, no altera nada del juego original y su turno se resuelve en un santiamén. Hay varios niveles de dificultad: el más sencillo es prácticamente un dummy, no reacciona a sus jugadas. A mayor dificultad, sí puntúa extra por lo que ha ido haciendo.

Lo único que varía respecto el juego original es que el automa siempre se llevará la ficha de 7×7 una fuente de puntos importante. Es una partida a dos jugadores, no siempre vas a eso, mientras que contra el bot arrebatarséla es media partida hecha. Te dirige algo más la estrategia pero no es un inconveniente muy grande.

¿Vale la pena únicamente para solo? Para mi sí, porque son pocos los juegos puzzle con automas competentes. Además, es un juego rápido, barato, económico y de caja pequeña. Pocas pegas se le puede poner como para no tenerlo en la colección, salvo que no te gusten los juegos tipo puzzle, con lo cuál no creo que siquiera estés leyendo estas líneas.

Conclusiones

Patchwork es la definición de juego y producto excelentes: accesible pero difícil de dominar. Muy visual, tenso y rápido. Caja pequeña, precio barato y fácil juego de recomendar o regalar. Un clásico instantáneo que debe estar en toda colección de jugones y no jugones. Me veo jugando a Patchwork toda mi vida y acabar siempre con una sonrisa en la boca.

PATCHWORK-JUEGO-PORTADA-CUBIERTA-BOXART

EXCELENTE

COMPRAR EL JUEGO

Diseñado por Uwe Rosenberg | Ilustrado por Klemens Franz
2jug, +8 años, 15-30min.
Maldito Games, PVP 18€